02 Ago. 2019

Elecciones en la memoria: Relación entre el MLN-Tupamaros y el Frente Amplio

Oscar A. Bottinelli - Diálogo con Aldo Silva

Radio Universal – Fuentes Confiables

¿Qué relación hubo entre el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros y el Frente Amplio? Causas y consecuencias de dos visiones políticas con puntos en común.

A.S: Hablemos de la relación entre MLN-Tupamaros y Frente Amplio.

O.B.:: Contexto de época. Uruguay, país que está en crisis económica, social, en descreimiento político. Hay respuestas sistémicas, dentro del sistema, de cambiar dentro del sistema, y respuestas que pueden considerarse antisistémicas, o en el borde. Esto es un esquema aplicable casi urbi et orbi, que es la solución autoritaria, golpe de Estado, dictadura, gente que ponga orden. Muchas veces se cree que una crisis no es producto de fenómenos sociales y económicos, sino producto del desorden, que no se supo mandar. Ahí surgió, por ejemplo, la era de los generales como candidatos. También vienen los reclamos en sectores ciudadanos de golpe de Estado. La otra línea opina que lo que está fallando el sistema social y económico. En términos más teóricos, se habla de la crisis del capitalismo, que requiere una revolución. La vieja idea de la revolución, sostenida por partidos marxistas, no implicaba necesariamente una revolución en términos violentos. Pero sí empieza a generarse, en muchos sectores de la sociedad, en especial jóvenes, que no venían, muchos de ellos, de la izquierda, la necesidad de poner fin, de hacer una revolución.

Ya venía el ejemplo de la Revolución Cubana, el Che Guevara, una cuota de idealismo, y se va confluyendo, algunas en concepciones de tipo marxista, otras en concepciones que vienen más de lo religioso; es muy importante el papel que cumple la Teología de la Liberación en generar en gente de origen católico la idea de la revolución. No olvidemos que de ese entorno nacionalista, católico, surgen figuras como Eleuterio Fernández Huidobro, como José Mujica. No surgieron del marxismo. Del marxismo sí surgieron Raúl Sendic y Julio Marenales. Venían del socialismo. Otros, como Lucía Topolansky, surgen del catolicismo, del nacionalismo católico, impactados por la Teología de la Liberación, que genera, por ejemplo, los movimientos de curas obreros. Empiezan a formarse grupos que pueden definirse con el nombre de Acción Directa.

En general se les puede decir guerrillas, aunque guerrilla es un término técnico que expresa determinado tipo de modalidad de lucha. Hubo muchos grupos guerrilleros. Hubo dos que nada tuvieron que ver con el Frente Amplio, en el sentido de ser opuestos. Uno de ellos fue la Organización Popular Revolucionaria 33, OPR, que se nutrió, básicamente, de la Resistencia Obrero Estudiantil, ROE, de origen anarquista, cuya figuras principales son Gerardo Gatti, León Duarte, y también Hugo Cores. Esto más allá de que la OPR, con otros grupos más, después terminan formando el Partido por la Victoria del Pueblo e ingresan al Frente Amplio, pero en una etapa muy posterior. Otro grupo eran los “chinos”, simpatizantes del comunismo al estilo chino, maoístas, que primero se llamaron Movimiento de Izquierda Revolucionaria, y después Partido Comunista Revolucionario. Ellos consideraban que el Frente Amplio era una fuerza burguesa, antirrevolucionaria.

Desde el punto de vista de sectores revolucionarios, que podían tener algún nexo o no con el FA, pero no lo veían como enemigo, hay que citar dos: el FARO, Fuerzas Armadas Revolucionarias Orientales, muy vinculados a un grupo político llamado Movimiento Revolucionario Oriental, liderado por Ariel Collazo, diputado electo por la 1001, que luego forma su propia lista, saca un buen caudal de votos pero pierde la banca, y, el más importante, el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros. Después hubo otros grupos de escindidos del MLN.

El MLN-T, en realidad, empieza como una coordinación de grupos que, desemboca, después, en la creación del Movimiento. Este grupo realmente tiene algunas expresiones importantes, a fines del 66, incluso hay un tiroteo en lo que ahora se llama Ciudad de la Costa, que da lugar a un episodio interesante. Eso habla de que, mucha gente, en Uruguay, por un lado apostaba a la revolución y la lucha armada, y por el otro lado se movía con códigos liberales. La Policía da una versión de ese tiroteo que, aparentemente, sería falsa. Entonces se indignan y publican una carta en el diario Época, contra la falsedad de la Policía. Reaccionaban con esquemas y métodos de caballeros, y por otro lado iban por la confrontación armada. Eso motiva a Pacheco, apenas asumido, a clausurar Época. Y de paso, clausura el semanario El Oriental, del Partido Socialista, y, también de paso, toma una medida que claramente fue inconstitucional, que es declarar disueltos partidos políticos por resolución del Poder Ejecutivo. Declaró disueltos al Partido Socialista, el Movimiento Popular de Acción Unitaria (MAPU), el Movimiento de Izquierda Revolucionaria, el Movimiento Revolucionario Oriental, la Federación Anarquista Uruguaya.

Después, el MLN, empieza a adquirir popularidad, conocimiento de la ciudadanía, no necesariamente apoyo. Como pasa siempre, tenía gente que lo apoyaba, gente que lo odiaba, y un degradeé. Era cuestión de cuantificar. Pero a partir de las Medidas Prontas de Seguridad, y sobre todo de las muertes en la calle por represión policial de estudiantes, el primero Líber Arce, el 14 de agosto del 68, y semanas después Susana Pintos, Heber Nieto, empieza a crearse un clima en el cual los tupamaros desarrollan, durante dos años, una estrategia que algunos llamaron, como definición analítica, de propaganda armada. Los actos armados como elementos de propaganda. Por ejemplo, el robar un camión de una gran cadena de almacenes, y distribuir los alimentos en los cantegriles, como se llamaba en la época a los asentamientos. Robar las cajas fuertes de una sucursal del Banco República y llevarse todas las joyas que había, o asaltar el Casino. En medio de eso, algunos episodios violentos, entre ellos la toma de Pando, que le significó un impacto sobre la población, en algunos casos, creo, positivo, porque les dio una gran adhesión, pero mayoritariamente, la impresión que uno tiene, es que fue fuertemente negativo. Salieron de la propaganda armada, o del Robin Hood, que roba alimentos y los distribuye, a tener muertes de por medio.

Pero voy a hablar de la relación entre el MLN y el Frente Amplio. Cuando se forma el FA, obviamente, el MLN no tiene nada que ver. Sí, en el momento de formación del FA, aparece el Partido Socialista, que tenía una línea un poco dual, en la que había unos sectores que tenían algunos contactos con el MLN. No olvidemos que Raúl Sendic padre fue una figura importante en el PS. Pero, claramente, la figura de Erro, hombre del Partido Nacional, muy protegido por Luis Alberto de Herrera, que rompe con el gobierno blanco, especialmente por la política conservadora de Echegoyen, y la política muy conservadora y derechista del ruralismo, de Benito Nardone, cuyo senador fue después Juan María Bordaberry, se veía muy exaltante de la lucha armada. Muy proclive al MLN-T.

Al empezar el año 71, después de los primeros actos del FA, se forma el Movimiento de Independientes 26 de Marzo. En líneas generales, este movimiento nucleó a gente muy simpatizante de la acción directa, y en particular del MLN. Incluso se puede discutir cuánto o no es el propio MLN el que impulsa la formación como brazo político. Eso no quiere decir que todos sus dirigentes fueran del MLN, ni que fueran sus títeres. Pero era un movimiento que tenía una visión, dicho en términos de hoy, más radical que la podía aportar el Partido Comunista, o el Partido Demócrata Cristiano.

El 26 de Marzo es una parte muy relacionada con el MLN, y algunos de ellos pertenecientes al MLN, que a su vez integraba el FA. Y pasó a integrar su dirección, la Mesa Ejecutiva, que era chica en aquella época, que tenía como figuras públicas referenciales a Mario Benedetti, Julio Barreiro, vinculado al movimiento evangélico, Julio de Santa Ana, que terminó siendo secretario general del Consejo Mundial de Iglesias Cristianas.

El MLN-T tuvo muchos vínculos políticos, en el sentido de diálogo con gente de diferentes partidos. Eso de que estaban aislados no es del todo real. Obviamente, había sectores con los que no había ningún nexo. Pero, en realidad, la del FA y la del MLN eran estrategias diferentes. Hay distintas lecturas. Había una separación muy fuerte entre para quienes la vía era, sí o sí, electoral, y si había, como hubo, golpe de Estado, la resistencia, y quienes veían el camino de la insurrección. No como reacción frente a un golpe de Estado, sino como método de cambio del sistema social capitalista. Eso fue llevando a que hubiera nexos, convergencias, y grandes divergencias entre el MLN y el FA. Quizá la vinculación que aparece es el hecho de que, cuando viene la represión fuerte, primero con el decreto de 1971, en que Pacheco Areco otorga a las Fuerzas Armadas el mando de la lucha antisubversiva, pero sobre todo a partir del 15 de abril del 72, cuando, como consecuencia de los atentados que realiza el MLN y provocan la muerte de figuras como el subsecretario del Interior Armando Acosta y Lara, y de un capitán de la Armada, se declara el Estado de Guerra Interno, y se suspende la seguridad individual. A partir de ahí viene una fase muy represiva, donde se aplica la tortura, gente que es detenida y no se sabe, por mucho tiempo, si está o no y dónde, y el Frente Amplio, como tal, pasa a ser el vocero principal de los reclamos y las luchas y las denuncias contra los métodos que se estaban aplicando.

Y el Frente Amplio se vio involucrado cuando un diputado suplente de Durazno, Washington Leonel Ferrer, de la 4190, la lista de Erro, estaba preso, acusado de pertenencia al MLN. Eso dio lugar a un escándalo parlamentario, a un desafuero, pero no implicaba que, el FA, orgánicamente y como tal, tuviera sus relaciones con el MLN. Diálogo hubo, sin duda, pero eran fuerzas diferentes. Sí es claro que, dentro del FA, había sectores que tenían una relación privilegiada con el MLN. Y claramente uno de ellos fue el 26 de Marzo. Un movimiento que, digamos la anécdota, se divide en el exilio. Ahí se forma el actual Movimiento 26 de Marzo, que integra Unidad Popular, y que esa ruptura tiene mucho de ideológico. El otro movimiento independiente del 26 de Marzo desaparece cuando el MLN aflora como un movimiento político legal. Tanto es así que en el 84, los dos 26 de Marzo piden el ingreso al FA, y recién lo resuelve en el 89, cuando admite al MLN como tal.

Cuando hablo de diferencia ideológica es que, el Movimiento Independiente 26 de Marzo, de una idea mucho menos verticalista, más libertaria, se aproximaba a lo que ha expresado el MLN, mientras que el 26 de Marzo tiene una concepción mucho más fuerte, más vertical y, sobre todo, otorgando a Cuba y, en aquel momento, a la URSS, un papel central en la lucha política.